Archivo por meses: Enero 2018

Crumble de manzana sin azúcar

¡Hola!

Hoy vamos con un postre que apetece en cualquier época del año pero que desde Virginias os proponemos realizarlo sin azúcar:  tarta de manzana con crumble de nuestros amigos   http://tartamanzana.es

“La tarta de manzana no sabe de estaciones y se puede hacer de muchas maneras. Una forma diferente de hacerla es con un topping de crumble. Tiene un relleno de manzana delicioso y jugoso, dulce y con un toque a canela. Se remata con un crumble de nuez, mantequilla, harina y más canela. Perfecto para acompañarlo de un helado de vainilla.

Ingredientes:

  • 1 masa redonda refrigerada para tartas (masa quebrada)

Para el relleno:

  • 5 manzanas grandes (Pink Lady, Fuji o Granny Smith)
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 30 gr de harina
  • 1/4 de cucharadita de clavo molido
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 y 1/2 cucharadita de canela molida
  • 33 gr de stevia o 1/4 cucharadita de stevia en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para el crumble:

  • 33 gr de stevia o 1/4 cucharadita de stevia en polvo
  • 1 cucharadita de canela
  • 95 g de harina
  • 95 g de nueces
  • 75 g de mantequilla sin sal, derretida y tibia

Indicaciones:

Para hacer el relleno:

Pelamos y partimos por la mitad las manzanas, las descorazonamos y picamos en rebanadas finas. Mezclamos las manzanas, con el zumo de limón, la harina, el clavo, la nuez moscada, la canela, la stevia y el extracto de vainilla con una espátula de silicona, hasta que estén bien mezclados.

Dejamos a un lado esta mezcla mientras se calienta el horno; de esta manera las manzanas empezarán a absorber el jugo. Precalentamos el horno a 200° C.

Estiramos la masa de tartas sobre una superficie enharinada, y lo amasamos hasta tener un círculo de 30 cm de diámetro. Colocamos la masa sobre un molde para tartas de 22 x 5 cm, forrando la base y la paredes. Lo apretamos con cuidado con los dedos para adherirlo bien.

Rellenamos la masa con el relleno de manzana, dejando parte del líquido en el recipiente (para que la masa no chorree). Alisamos la superficie y cortamos la masa sobrante de los bordes con un cuchillo.

Para hacer el crumble.

Mezclamos la stevia, la canela, la harina y las nueces. Añadimos la mantequilla y mezclamos todo hasta tener una masa quebradiza que espolvorearemos sobre las manzanas.

Metemos el molde en el horno durante 20 minutos. Colocamos un trozo de papel de aluminio encima para que no se dore demasiado por los bordes. Bajamos la temperatura a 190 ° C y lo horneamos durante otros 30-35 minutos más.

Sacamos la tarta y la dejamos que se enfríe completamente sobre una rejilla antes de servirlo. Se puede servir acompañado de helado o nata.

Notas.

Se puede guardar la tarta sobrante en un recipiente tapado hasta por 5 días.

Corta las manzanas con un espesor uniforme para que se hagan de la misma forma, sino unas estarán crujiente y otras más suaves.”

Bizcocho súper suave sin aceite ni mantequilla

¡Hola y feliz año a todos!   ñ_ñ

Estamos en la primera semana después de fiestas, aún de “resaca” por tanta comida y bebida… por eso hemos pensado en dejaros un bizcocho muy ligero de  de Directo al Paladar.

“Si sois amantes de las masas livianas y esponjosas no os podéis perder esta receta de bizcocho súper suave sin aceite y mantequilla. Es de los mejores que he preparado jamás, por no decir el mejor y desde que lo hice por primera vez ha pasado al primer lugar de mi lista particular.

Tengo curiosidad por saber si la masa enriquecida con cacao quedará igual de suave, pero la próxima vez que lo haga creo que lo voy a probar, pues a mis hijos los bizcochos chocolateados les apasiona. Aunque simplemente espolvoreado de azúcar molido ya está suficientemente bueno.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Harina de trigo 180 g
  • Nata líquida para montar 35% materia grasa 250 ml
  • Azúcar 150 g
  • Huevos 3
  • Levadura química 15 g
  • Ralladura de limón
  • Ralladura de naranja
  • Azúcar glas para espolvorear

Cómo hacer bizcocho súper suave sin aceite ni mantequilla

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total h
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 40 m
  • Reposo m

Con una batidora de varillas batimos los huevos y el azúcar hasta que la mezcla blanquee. Añadimos las ralladuras de cítricos y volvemos a batir para que se integren. En un bol aparte, batimos la nata hasta que cuaje pero sin que quede excesivamente montada.

Pasamos la harina y la levadura por un cedazo y las incorporamos a la mezcla de huevos. Por último, incorporamos la nata montada y removemos con una espátula para que se integre todo, con movimientos envolventes para que no se baje la masa.

Ponemos en un molde engrasado y cocemos a horno precalentado a 180º unos 40 minutos o hasta que pinchando con un palillo este salga limpio. Sacamos del horno, dejamos enfriar ligeramente, desmoldamos y cuando esté frío del todo lo espolvoreamos de azúcar molido.

Con qué acompañar el bizcocho más suave sin aceite ni mantequilla

No creo que sobre ni una miga de esta receta de bizcocho super suave sin aceite ni mantequilla, pero por si acaso os quedara algún trocito, guardadlo en un recipiente hermético y así no perderá ni un ápice de esponjosidad. Es el bizcocho ideal para presentar en el desayuno o en la merienda.