LAS GALLETAS CON CHOCOLATE MÁS SANAS

Muchas veces nos privamos de dulces y postres por intolerancias, dietas… por eso hoy os dejamos estas maravillosas galletas con chocolate a las que hemos catalogado como las más sanas del mundo ya que están hechas sin mantequilla, sin azúcar, sin huevo, sin trigo y sin leche, aptas, como no podía ser de otra manera,  para celíacos e intolerantes a la lactosa.

En estas cookies hemos sustituido esos ingredientes por otros como la harina de almendra y de avena, el aceite de coco o la miel. El resultado es increíblemente delicado y sabroso. Os invitamos a que lo comprobéis y que podáis disfrutar de este dulce sin peligros ni remordimientos.

Esta receta es nuestros amigos de Directo al Paladar, http://www.directoalpaladar.com

Ingredientes

Para 10 unidades
  • Harina de almendra 75 g
  • Harina de avena o copos de avena triturados 50 g 
  • Bicarbonato sódico 2 g
  • Sal pizca
  • Aceite de coco 60 g
  • Miel pura 60 g
  • Extracto de vainilla (opcional) 5 g
  • Chocolate negro puro 90 

Cómo hacer las cookies de chocolate más saludables del mundo

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 25 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 10 m
  • Reposo 1 h

En un recipiente hondo mezclamos la harina de almendra, la harina de avena, el bicarbonato y la sal. En otro recipiente fundimos el aceite de coco. Esto podemos hacerlo en el microondas a baja temperatura y procurando que no se caliente en exceso, pues solo queremos que se funda, o podemos colocarlo al baño maría. Le agregamos la miel y el extracto de vainilla y removemos.

Unimos las dos mezclas y removemos hasta integrar. Picamos el chocolate en trozos lo más pequeños posible. Añadimos el chocolate a la masa, mezclamos bien y dejamos reposar en la nevera una hora para que tome cuerpo. La masa ahora está demasada blanda y necesita endurecerse con el frío para que la podamos manipular y formar las cookies.

Transcurrido en tiempo de reposo, boleamos pequeñas cantidades de la masa y las colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado o silpat. Dejamos espacio entre ellas para que no se peguen durante la cocción. Horneamos a 180º durante 10 minutos, en horno pre-calentado arriba y abajo. Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla metálica antes de servir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *