Tarta de queso con cerezas, sin lactosa y sin horno

Hoy nos proponen desde el blog Orielo’s Kitchen una tarta de queso sin lactosa, y que se prepara… ¡sin horno! Aquí te dejamos con la receta:

Ya iba tocando un postre sin lactosa este verano, que las últimas recetas han sido todas muy saludables jeje Y lo hago a lo grande con esta tarta de queso sin lactosa con cerezas. Una tarta de queso sin horno, muy fácil de hacer y con una cobertura de cerezas pecaminosamente deliciosa.

La base de mi tarta de queso con cerezas sin lactosa es la típica base de galletas. Pero como necesitamos una galleta sin lactosa, voy a usar las nuevas galletas de espelta de Virginias, sin azúcares añadidos, bajas en sal y ricas en fibra. Buenísimas de verdad, y eso que son integrales. Saludables, ricas y sin lactosa. Las trituramos y las mezclamos con la mantequilla sin lactosa derretida y compactamos esta mezcla en la base de la tarta.

Ingredientes

Base de la tarta

  • 200 gr. galletas maría sin lactosa
  • 90 gr. mantequilla sin lactosa

Relleno

  • 500 gr. queso crema sin lactosa
  • 400 gr. nata sin lactosa para montar
  • 100 gr. azúcar
  • 1 cdita. esencia de vainilla
  • ralladura de medio limón
  • 4 hojas gelatina (= 6 gr. gelatina en polvo)

Cobertura de cerezas

  • 500 gr. cerezas
  • 170 gr. azúcar
  • 100 ml. agua
  • 1 cda. zumo de limón
  • 2 hojas gelatina (= 3 gr. gelatina en polvo)

Preparación paso a paso:

Base de galletas

1- Trituramos las galletas hasta hacerlas completamente polvo

2- Derretimos la mantequilla unos 20 segundos al microondas y la incorporamos a las galletas molidas. Mezclamos todo en la misma trituradora.

3- Volcamos la mezcla sobre la base del molde y apretamos bien con una espátula o con el culo de un vaso para compactarla bien. Dejamos enfriando en la nevera.

Relleno de la tarta

1- En un cazo añadimos la nata con el azúcar y lo ponemos a calentar a fuego medio para disolverla completamente.

2- Añadimos el queso crema al cazo y removemos hasta derretirlo completamente.

3- Opcionalmente podemos añadir la ralladura de limón y una cucharadita de esencia de vainilla para darle un sabor más potente. Mezclamos.

4- Ponemos a hidratar 4 horas de gelatina en agua muy fría.

5- Tras unos tres minutos ya estarán blanditas y podremos añadirlas a la crema de queso. En ese momento retiramos del fuego y mezclamos bien para derretirlas con el calor residual. Dejamos enfriar la crema unos 20 minutos.

6- Cuando esté tibia la incorporamos en el molde, vertiéndola sobre el culo de una cuchara para que no caiga directamente sobre la galleta y la rompa.

7- Metemos la tarta a la nevera durante dos horas para que cuaje.

Cobertura de cerezas confitadas

1- Deshuesamos las cerezas (con una pajita o cañita)

2- Las ponemos en un cazo a fuego medio con el azúcar, el agua y el zumo de limón.

3- Dejamos cociéndolas en el almíbar unos 8 o 10 minutos, removiendo de vez en cuando. Retiramos del fuego.

4- Ahora podemos retirar las cerezas y seguir reduciendo el almíbar otros cuantos minutos más (dejándolo líquido porque al enfriar luego espesa). O bien añadirle un par de hojas de gelatina ya hidratadas y removerlo todo junto, para que al enfriar espese.

5- Vertemos las cerezas y el almíbar a un bol y lo dejamos entibiar antes de añadírselo a la tarta por encima (si hemos usado gelatina mejor raspar ligeramente con un tenedor la parte superior de la tarta para que el sirope de cerezas quede bien agarrado)

6- Lo dejamos enfriar toda la noche en la nevera. Cuanto más tiempo enfriemos más rica estará.

Mis notas

Si no queremos usar cerezas confitadas, podemos usar cualquier mermelada (de fresas, frambuesas, arándanos, etc.)

Es tu turno

Aquí os dejo el video y la receta de la tarta de queso con cerezas sin lactosa y sin horno, paso a paso para que os quede incluso mejor que a mi (lo cual es muy probable jeje) ¡Qué la disfrutéis y espero vuestros comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *