Tarta de queso sin lactosa, sin azúcar con arándanos y chía

Juan Carlos del blog No solo dulces nos trae una riquísima y sana propuesta con esta versión de tarta de queso.

Hoy en día nos encontramos con bastantes personas que sufren ciertas intolerancias o alergias alimenticias por lo que si tenéis invitados en casa que puedan padecerlas, preparar una cena puede ser un quebradero de cabeza.

De momento hoy os puedemos solucionar el postre ya que hemos preparado unos tarros individuales de tarta de queso, que además de que no contienen ni gota de azúcar, tampoco tienen lactosa. Los acompañaremos de una mermelada de arándanos casera sin azúcar y con semillas de chía.

 

Ingredientes

Para la mermelada

  • 300 gr de arándanos frescos o congelados
  • 50 gr de agua
  • 2 cucharadas de sirope de agave
  • 1 cucharada de semillas de chía

Para la tarta de queso

  • 200 gr de queso de untar sin lactosa
  • 200 ml nata para montar sin lactosa
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 vaina de vainilla
  • 4 cucharadas de sirope de agave
  • 100 gr de arándanos frescos
  • 100 gr Galletas Virginias B-SAN integrales Omega 3 sin azúcar y sin lactosa

Preparación

Primero hay que preparar la mermelada, ya que debe reposar durante varias horas. En un cazo añade los arándanos, el agua y el sirope de agave. Ponlo a fuego medio y deja hervir durante unos 15 minutos removiendo de vez en cuando. Cuando notes que la textura se vuelve más densa , apaga el fuego y añade las semillas de chía.

Guarda la mermelada en un tarro de cristal limpio y deja enfriar completamente. Luego puedes guardarla en el frigorífico hasta el momento de usar.

Tritura las galletas y colócalas repartidas en el fondo de unos tarros de cristal. Reserva un par de galletas para decorar luego. Con estas cantidades tienes para 4-6 tarros aproximadamente dependiendo del tamaño. Pon 4-5 arándanos encima de las galletas.

Monta la nata y añade el queso de untar batiendo un poco más. Posteriormente añade la ralladura de un limón, las semillas de una vaina de vainilla y el sirope de agave. Bate un poco para incorporar el resto de ingredientes.

Mete la crema de queso en una manga pastelera y repártela en los tarros. Pon un par de cucharadas de mermelada encima del queso y termina decorando con algunos arándanos más y algunos trozos de galleta.

Presentación

En esta ocasión hemoe querido presentar este postre en tarros reutilizados de mermeladas o conservas bien limpios. Puedes añadir algunos detalles como una cuerda de color alrededor para decorar.

También puedes utilizar vasitos de cristal o si quieres hacer una presentación más elegante, usa copas de cóctel ¡Seguro que sorprendes!

Tu turno

Estos vasitos individuales de tarta de queso sin azúcar ni lactosa son ideales tanto si se sufre alguna incompatibilidad alimenticia como si simplemente os apetece preparar algo más sano y natural. Además, si hacéis vuestra propia mermelada el resultado será incluso mejor.

Si no tenéis arándanos, con mermelada de melocotón o fresa es ideal. ¿Nos sorprendéis con vuestras creaciones? ¿Dónde presentarías este postre? Estaremos encantados de recibir vuestros comentarios y fotos de la preparación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *